octubre 5, 2018
Posted by

Google Maps es una aplicación muy útil, pero que devora la batería de los dispositivos. No sólo tiene que estar conectado todo el tiempo para que te indique el camino, sino que también debe buscar la conexión de datos, en todo momento, y realizar la triangulación de antenas. Por ello, en esta ocasión, te mostramos cómo utilizar el servicio gastando menos energía.

Algunas medidas para reducir el consumo de energía del Maps son muy conocidas, como desactivar la actualización automática de otras apps, desactivar el brillo automático de la pantalla o desactivar los datos en segundo plano para que apps como Gmail y WhatsApp no agoten aún más la batería del dispositivo. Además, puedes poner en práctica los siguientes consejos:

Apagar la pantalla cuando no sea necesaria

Un problema conocido del Maps es el display siempre activo, que devora la batería. Para evitar este consumo, activa la función de navegación por voz. Con ella, no es necesario dejar la pantalla encendida.

Utiliza Google Maps en su versión offline

Aunque no cuente con algunos algunos recursos, esta es simplemente la mejor opción para ahorrar batería. De esta forma, al menos, ahorrarás batería y datos no teniendo que descargar cada milímetro del mapa.

Para ello, debes descargar del recorrido que debes hacer, con una buena separación de la zona, antes de dejar la red WiFi, para no tener que depender de tus datos. Así mismo, es bueno recordar que el mapa descargado va a ocupar espacio en tu dispositivo.

Utiliza Google Maps en su versión offline en modo avión

La versión para valientes y desesperados. Si te encuentras en un lugar complicado, sigue los pasos de la sugerencia anterior con tu mapa offline ya descargado y completa activando el modo avión.

Esto te va a dejar sin los datos de tráfico y la ubicación no será tan precisa; sin embargo, la app te dará una estimación del tiempo de llegada al destino, aunque no tendrá ninguna base en tiempo real.

Deja un comentario